pulpo1

Sociedades de Fuentes Ramírez vinculadas a funcionarios, empresarios y hasta redes criminales

***Aparece vinculado en 9 empresas, junto a prominentes empresarios de la zona Norte de Honduras, incluso extranjeros. Mientras que don Juan Jarufe, uno de sus socios constituyó 16 sociedades mercantiles, según el Instituto de la Propiedad del país centroamericano.

**Las relaciones del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes Ramírez se conectan con otros prominentes clanes del narcotráfico: El cartel de los Hermanos AA y Los Cachiros.

**Hasta ahora ninguno de los bienes ha sido intervenido por la justicia hondureña.


Expediente Público

Expediente Público obtuvo de forma exclusiva las escrituras públicas de las sociedades mercantiles y propiedades del presunto narcotraficante hondureño Geovanny Daniel Fuentes Ramírez, capturado el 1 de marzo 2020 en el Aeropuerto Internacional de Miami, en Estados Unidos, concluyó el viernes 19 y está a la espera de un veredicto de culpabilidad o inocencia este lunes 22 de marzo de 2021.

A Fuentes Ramírez lo acusa la justicia estadounidense de traficar toneladas de cocaína a ese país con la ayuda del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, así como otros políticos, militares y policías.

De acuerdo con los documentos del Registro Mercantil de San Pedro Sula, en el Norte de Honduras, sus inversiones se diversifican en madera, construcción, maquila, transporte y producción agrícola, entre otros rubros. En su declaración a las autoridades de la Agencia de Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, Fuentes Ramírez dijo que era propietario también de una empresa de biomasa para generar electricidad.

Expediente Público en este reportaje revela, de acuerdo a las escrituras públicas del Instituto de la Propiedad, que Geovanny Fuentes Ramírez, quien se ha denominado como un emprendedor, desarrolló un emporio de sociedades en las que implicó a gente importante del poder económico y político en el país centroamericano.

Fuentes, quien asentó sus operaciones en la ciudad de Choloma, en el departamento de Cortés al norte de Honduras, se jactó ante las autoridades de la DEA de ser un “hombre de barrio”, sencillo y luchador, pero a medida que se hurga en su historial las conexiones lo llevan con el cartel de los “Hermanos AA”, que integraba el ex alcalde de El Paraíso, Copán, al occidente del país, Alexander “Chande” Ardón y su hermano.

“Chande” Ardón está preso por narcotráfico en Estados Unidos y ha sido un testigo clave en sus declaraciones sobre los presuntos vínculos del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y su hermano, Antonio “Tony” Hernández en el tráfico de drogas, al asegurar que recibieron dinero del cartel de Sinaloa, que lideraba Joaquín” el Chapo” Guzmán, para las campañas políticas.

Lea también: Crónicas neoyorquinas: fiscales de Estados Unidos dicen que Honduras es un narcoestado

Vínculos con funcionarios

Otra red en las conexiones de Fuentes es el desarticulado cartel de “Los Cachiros”, cuyo imperio operó en total impunidad por más de dos décadas en Honduras. Estas relaciones y conexiones revelan altas probabilidades en las operaciones de blanqueo de dinero de la droga por parte de Fuentes y sus asociados.

La información en poder de Expediente Público indica que algunas de las empresas de Fuentes Ramírez como Agroforestal Fuentes Contreras y Recicladora de Desperdicios Textiles, Plásticos y Cartón, Redestex, figura como socio Rony Nolberto Contreras Espinoza.

El hondureño Rony Nolberto Contreras Espinoza es propietario de Constructores y Contratistas “San Miguel”, junto a Nahun Espinoza Carranza, Serafín Hernández Villeda y Hugo Alfredo Ardón Soriano, quien fuera director ejecutivo del Fondo Vial y hermano del alcalde de El Paraíso, Copán, Hugo Alexander Ardón Soriano (AA).

Alfredo Ardón fue por varios años director del Fondo Vial hasta su disolución en 2017, cuando empezaron a tomar fuerza los testimonios en los juicios de narcotráfico en Nueva York, Estados Unidos, ya que muchos contratos de las empresas de los capos hondureños se daban a través de esa institución.

El Fondo Vial -institución gubernamental- fue creado en 1993 para el mantenimiento de las carreteras en Honduras. Hugo Alfredo fue nombrado director de la entidad en 2010, durante el mandato del expresidente nacionalista Porfirio Lobo Sosa (2010-2014). Esa institución que por años fue considerada como una mina de corrupción, fue clausurado definitivamente en febrero del 2018 por el gobierno de Honduras vía decreto Ejecutivo PCM-086-2017.

De acuerdo con la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), el Fondo Vial en la gestión de Ardón Soriano, adjudicó contratos por casi 500 millones de lempiras, unos 20 millones de dólares al cartel de Los Cachiros y sus principales testaferros.

Fiscales federales estadounidenses acusaron a Amílcar Alexander “Chande” Ardón en enero de 2019 de cargos de narcotráfico y armas después de que se entregó a la DEA en Guatemala. Ardón fue testigo clave en el juicio de Antonio “Tony” Hernández en octubre de 2019.

Otra de las empresas del presunto narcotraficante Geovanny Daniel Fuentes Ramírez es la sociedad Agroindustrias Potrerillos constituida por Agroforestal Fuentes Contreras e Inversiones Solaris, esta última creada por los señores Carlos Gabriel, Jacobo Gabriel, Guillermo Alonso Kattán Salem y Jacobo Gabriel Kattán Bendaña. La familia Kattán es uno de los grupos empresariales de fuerte relevancia en la zona norte hondureña.

Así se conectó Fuentes Ramírez

El 10 de octubre de 1996 Fuentes Ramírez constituyó su primera empresa, Ever Green, S.A, cuya finalidad social es la importación, distribución y venta al mayor y al detalle de mercancía en general.

Como accionista figuran Marco Antonio Reyes, César Antonio Aguirre, Geovanny Daniel Fuentes Ramírez, José Armando Zelaya Vairo, Luis Saúl Bueso Mazariegos, los norcoreanos No Shim Park, Huyk Joo Kweon y Chul Ro Park y Arnaldo Castillo Figueroa. De estos socios destacan Luis Saúl Bueso Mazariegos, un oficial retirado de la Policía Nacional de Honduras, exviceministro de Seguridad en el 2009, tras el golpe de Estado, y actual dirigente deportivo del país.

Lea también: Pandora, la respuesta de las elites y la justicia a la lucha anticorrupción en Honduras

El otro es el extitular de la Secretaría de Estado en el Despacho de Desarrollo Económico de Honduras, Arnaldo Castillo Figueroa, quien fungió en ese cargo hasta septiembre de 2019 y se le consideró uno de los hombres más cercanos al presidente Juan Orlando Hernández.

Geovanny Fuentes abre su segunda empresa el 5 de diciembre del año 2000. Se asocia con Henry Antonio Kattán Larach con la empresa Kasa Apparel. En 2007 constituyó la empresa Maquilas Part’s, cuyo giro comercial es la industria textilera junto al exjuez Ahmed Francisco Zelaya Moncada, asesinado el 3 de diciembre de 2013.

El 5 de julio de 2012 junto a su esposa Sayra Melissa Gutiérrez constituye Agroforestal Fuentes, y el 11 de noviembre de 2013 crea junto a su hijo Cristhian Daniel Fuentes Gutiérrez y Dennis Ariel Macias Herrera, la Exportadora Forestal Fuentes.

Negocios con Gildan

El 18 de diciembre de 2013, la empresa Agroforestal Fuentes obtuvo un préstamo hipotecario por 181 mil dólares por parte de la maquila Gildan Honduras Properties Choloma, ubicada en el departamento de Cortés.

Para 2016, Geovanny Fuentes Ramírez se asocia con Fuad Juan Jarufe Larach, John Frederick y George Fuad Jarufe Dox para constituir la Compañía Agrícola Río Blanquito, Sociedad Anónima de Capital Variable. En esa empresa nombran como representantes legales a César Orlando Sosa Vásquez y Amaro Berto Lanza.

Fuentes Ramírez, fue nombrado el 9 de noviembre de 2019 como representante legal de Inversiones y Comercializaciones PF; sus accionistas son María Eugenia Pérez Gutiérrez y Erick Roberto Murillo Bonilla.

Puede interesarle: En Nueva York todos los dedos apuntan a JOH

Alerta desde Colombia

María Eugenia Pérez Gutiérrez tiene otra empresa conocida como Inversiones y Representaciones Lemaj, ahí está asociada con Javier Enrique Sosa. Sosa fue detenido en agosto de 2013 en el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales en San Pedro Sula, en la Costa Atlántica hondureña con 1,5 kilos de cocaína, cuando regresaba de Colombia.

Las relaciones que tejió Fuentes Ramírez con importantes sectores empresariales del Norte de Honduras, exfuncionarios públicos y dirigentes deportivos asociados a instituciones de seguridad, así como con carteles de la droga se grafican en la constitución de las empresas que formó. Su hermano Cristhian Josué Fuentes Ramírez aspira a una diputación por el departamento de Cortés en el movimiento “Unidad y Esperanza”, del gobernante partido Nacional Nasry “Tito” Asfura, conocido como popularmente “Papi a la orden”, actual alcalde de Tegucigalpa, capital de la nación centroamericana.

Lea también: Las turbias transferencias del alcalde de Tegucigalpa Tito Asfura

Cristhian Josué Fuentes Ramírez, tiene una relación comercial con Marlon Joseph Caballero Obando y Federico Antonio Rivera Orellana en la empresa Maderas Preciosas, constituida el 8 de marzo de 2017.

En el juicio en Nueva York, los fiscales estadounidenses presentaron fotografías en donde los hermanos Fuentes Ramírez aparecían con la pareja presidencial hondureña Juan Orlando Hernández y Ana García, incluso en uno de los cumpleaños del gobernante. Hernández ha atribuido esas fotografías con el supuesto narco a una “casualidad”, diciendo que se dio en el marco de una actividad pagada.

Casa Presidencial en ataques

Pero los fiscales también mostraron en el juicio un número telefónico del mandatario hondureño dentro de los contactos de Fuentes Ramírez, con el que Juan Orlando Hernández llamó para solicitar una visa estadounidense. Los fiscales han insistido en que las conexiones del imputado y el presidente de Honduras no son casuales, sino de sociedad y conspiración para introducir drogas a esa nación del Norte.

Lea también: Jurados no llegan a un veredicto, el proceso contra Geovanny Fuentes sigue el lunes

Sin embargo, las escrituras públicas obtenidas del Instituto de la Propiedad prueban el emporio de sociedades de Geovanny Fuentes Ramírez en las que están vinculados funcionarios públicos, empresario y políticos de poder en Honduras.

El gobierno de Juan Orlando Hernández ha reaccionado a las pruebas de testigos y de los fiscales de Nueva York en el juicio contra Fuentes Ramírez, criticando los reportes periodísticos a través de la cuenta de Twitter de Casa Presidencial el 20 de marzo, calificándolo de “un tsunami de falso testimonio”.

La Casa Presidencial de Honduras reclama a los medios de comunicación que no informan “equilibradamente” de las supuestas buenas acciones del gobierno de Hernández en la lucha contra las drogas y su alianza estratégica con Estados Unidos, al aseverar que los juicios de los narcotraficantes hondureños donde se vinculan al mandatario, se basan en testimonios “no creíbles” de capos confesos que buscan reducir penas al negociar con la Fiscalía.

Lea más: Jurados no llegan a un veredicto, el proceso contra Geovanny Fuentes sigue el lunes

Fuentes y Jarufe

Expediente Público también rastreó las empresas de Fuad Juan Jarufe Larach, mencionado en el juicio contra el hondureño Geovanny Daniel Fuentes Ramírez en Nueva York, encontrando en documentos registrales importantes conexiones entre un grupo de empresarios prominentes.

Un testigo protegido del Gobierno de Estados Unidos que fue contador en la empresa arrocera Graneros Nacionales, Gransa, en la ciudad de Choloma, al norte de Honduras, contó el martes 16 de marzo en el juicio contra Fuentes Ramírez, que entregó dinero de la droga al presidente Juan Orlando Hernández y que presenció una reunión en la cual éste propuso a un presunto narcotraficante trabajar juntos.

El testigo fue presentado en la Corte Federal de Manhattan bajo el seudónimo “José Sánchez”. Contó que trabajó 15 años en la empresa arrocera Graneros Nacionales de Fuad Jarufe, en la ciudad de Choloma, y que ésta lavaba dinero para el temido cartel hondureño Los Cachiros, y también para el acusado Fuentes Ramírez.

El contador aseguró que presenció varias reuniones en las que estuvo presente el presidente Hernández, dos de ellas con Fuentes.

El testigo dijo que en 2013 estuvo presente en un encuentro entre Hernández y Fuentes en Graneros Nacionales, en el que el mandatario -entonces jefe del Congreso Nacional y candidato a la Presidencia- dijo “que estaba interesado en que (Fuentes) trabajara para él con su narcolaboratorio” de cocaína.

Puede interesarle: Pandora, una colusión de poderes que pone en entredicho al MP y la Corte de Justicia

En el Registro Mercantil de San Pedro Sula, la empresa Graneros Nacionales, Gransa, figuran como socios Jenny Jarufe Dox, Fuad Juan Jarufe Larach, Jacqueline Jarufe Dox, Olga Zummar de Jarufe, Elizabeth Jarufe Zummar, Jacobo Emilio Jarufe, Jimmy Emilio Jarufe, Millie Dox de Jarufe y Jorge Emilio Jarufe Zummar.

Mientras que Lilian Marlene Perdomo Castillo y Amaro Berto Lanza fueron nombrados como representantes legales de esa sociedad. Otras empresas relacionadas con Fuad Juan Jarufe es Agroindustrias de Sula, conformada por Gransa y Joaquín Fernández Moisés.

Todos los socios de Geovanny Fuentes Ramírez en Gransa también aparecen conectados en al menos once compañías de Fuad Juan Jarufe de distintos giros de negocios, de acuerdo a las escrituras registrales.

Agrícola Monterrey, cuyo socios son Jacqueline Jarufe Dox, John Jarufe Dox, Jorge Fuad Jarufe Dox y Fuad Juan Jarufe Larach. En esa sociedad tuvo de representantes legales a Porfirio Page, Mariana Mejía Escobar, Jerry Luis Araujo.

Lea además: Aeronaves de la familia Hernández Alvarado – una historia de sociedades criminales

Embotelladora Nacional conformada por Fuad Juan Jarufe Larach, Jorge Fuad Jarufe Dox y John Frederick Jarufe Dox. Así como Palmas y Derivados.

En Granja Ávila Los Andes son accionistas John Frederick, Jorge Fuad y Jacqueline Jarufe Dox. Como representante de esa empresa figura Andrea Martínez Portillo.

Empresa de Transportes El Cóndor fue fundada por Mily Dox de Jarufe, Fuad Juan Jarufe Larach y John Frederick, Jorge Fuad y Jacqueline Jarufe Dox.

En la sociedad Mercurio, Agencia de Comunicación Integrada fue constituida por Jorge Fuad Jarufe Dox y José David Ham Sánchez, hermano de César Ham Sánchez, exdirector del Instituto Nacional Agrario, INA.

Terrazos Nacionales conformada por Jenny Jarufe Dox, Fuad Juan Jarufe Larach, Jacqueline, Jorge Fuad y John Frederick Jarufe Dox. Sus representantes: Rosina Isabel Dubon Leitzelar, Alex Mauricio Fino y Jerry Luis Araujo Yuja.

Para 2015 Jenny Elizabeth Pascua Bobadilla, Antonio Miguel Del Cobre Castillo Saldaña y Jorge Fuad Jarufe Dox, crearon Reciclados Agroindustriales de Sula. Como representante nombraron a Héctor Gustavo Duarte Lanza. En 2018, constituyeron Grupo Jadox e Inmobiliaria sus accionistas: John Frederick, Jorge Fuad y Jacqueline Jarufe Dox.

Mientras que Soluciones Gráficas Industriales lo conforman Susana Alicia Ortega Martínez y John Frederick Jarufe Dox.

A un año de la detención de Geovanny Daniel Fuentes Ramírez las autoridades de Honduras aún no confiscan sus bienes y empresas. En el Registro Mercantil de la Propiedad de Honduras, sus operaciones siguen activas, confirmó Expediente Público.

Puede leer: La impunidad de la corrupción corroe el sistema de justicia en los casos de alto impacto

Escritura confirma testimonio del contador

El fiscal Michael Lockard afirmó durante el juicio contra Fuentes Ramírez que el laboratorio de cocaína, ubicado cerca de la ciudad de Choloma, no fue cerrado tras su allanamiento en 2011, sino que siguió operando después de 2013.

Recordó el fiscal que en la operación policial de 2011 no se hallaron drogas. Dijo que el acusado fue alertado del allanamiento, que se pagaron sobornos a un alto funcionario judicial corrupto, Julio César Barahona, y que luego Fuentes secuestró, torturó y asesinó al policía que lo dirigió, junto con su socio Melvin Sander alias “Metro.

“El laboratorio no cerró porque el acusado llegó a un acuerdo con Juan Orlando Hernández y su hermano (…) para que siguiera funcionando”, dijo Lockard. “Había demasiado dinero en juego”.

De acuerdo con los hallazgos de Expediente Público, el 12 de abril de 2012 y ante los oficios del notario Jorge Luis Chinchilla Rodríguez, fue nombrado como comisario de la Compañía Rio Blanquito a Julio César Barahona Henríquez, con identidad número 0801-1960-06626 y con número de Colegio de Abogados 3577.

Tres meses después, el 17 de julio de 2012 le fue conferido a Barahona Henríquez “poder general para pleitos para que pueda comparecer ante el Ministerio Público, Policía Nacional Preventiva…Dirección Nacional de Investigación Criminal, D.N.I.C”, describe el instrumento 752, protocolizado en el Instituto de la Propiedad de Honduras.

Barahona Henríquez es exmiembro del Consejo de la Judicatura y de la Carrera Judicial de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), junto a otros funcionarios fueron señalados por más de 600 delitos de corrupción por el desvío de 13.5 millones de lempiras (poco más de medio millón de dólares). Salieron de prisión en septiembre de 2018.

Barahona Henríquez fue acusado de la comisión de 67 delitos de malversación de caudales públicos. “El Estado me va a pagar cada lágrima que he derramado. Yo no tengo pánico y les voy a demostrar que soy inocente”, expresó el exconsejero en ese entonces.

Poder político y legal

El Consejo de la Judicatura era un órgano dependiente del Poder Judicial cuyos miembros fueron elegidos por el Congreso Nacional. El Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial era encabezado por el titular de la Corte Suprema de Honduras, Jorge Rivera Avilés.

El 6 de septiembre de 2013 los nombramientos fueron aprobados por mayoría, con 110 votos a favor, dos en contra y 10 abstenciones por los legisladores hondureños. El Consejo fue creado mediante decreto 219-2011, como el órgano constitucional que gobernaría al Poder Judicial, con autonomía e independencia funcional y administrativa.

Los integrantes eran Jorge Rivera Avilés, expresidente de la CSJ y los exconsejeros Teodoro Bonilla, José Francisco Quiroz Mejía, Liliam Emelina Maldonado, Celino Aguilera y Julio César Barahona Henríquez.