1

Protestas en Cuba: “La gente ha dicho basta”

*En entrevista con Expediente Público, Yaxys Cires, director de estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, aseguró que el discurso del régimen de culpar a Estados Unidos “no tiene credibilidad”.

**Gobierno ordena suspender servicio de internet y deja al pueblo incomunicado con el mundo. Amnistía Internacional reportó al menos 115 arrestos, entre ellos cuatro periodistas.

***Periodista cubana Yoani Sánchez afirmó que la “frustración” del pueblo en la isla estaba en una “incubadora” que explotó el pasado fin de semana.

Expediente Público

Manifestaciones, detenciones y la suspensión del servicio de internet que mantiene incomunicados a gran parte de los cubanos con el resto del mundo es parte de la jornada que por segundo día se vivió en la isla bajo control comunista desde1959.

La llama que se prendió este 11 de julio no es un “problema coyuntural”, sino que representa el grito de todo un pueblo que no aguanta los atropellos del régimen cubano, explicó a Expediente Público el director de estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, Yaxys Cires.

“La gente ha dicho basta, la gente se ha cansado (…) Yo creo que la gente está indignada y va a continuar reclamando sus derechos. Ellos van a reprimir, ellos van a intimidar, pero es muy difícil que la gente de un paso hacia atrás”, opinó Cires.

La directora para las Américas de Amnistía Internacional, Erika Guevara Rosas confirmó a través de su cuenta de Twitter que en el contexto de las protestas se reporta la “detención arbitraria” de por lo menos 115 personas, entre ellos varios periodistas independientes.

La corresponsal de ABC en Cuba, Camila Acosta, fue una de las tantas personas detenidas por el régimen. Este 12 de julio  se confirmó que Acosta fue interceptada por la Policía cuando salía de su casa a realizar un trámite personal.

La ABC confirmó que la reportera será procesada por delitos contra la seguridad del Estado por el simple hecho de haber grabado las protestas sociales.

Puedes leer: Cubanos salen a las calles exigiendo vacunas, libertad y fin del comunismo

Voces del Sur, una organización que monitorea y reporta las agresiones en contra de la libertad de expresión en varios países de Latinoamérica informó sobre periodistas golpeados, arrestados y otros con “ubicación desconocida”.

Al menos una veintena de periodistas permanecen “incomunicados y bajo custodia policial”, señala Voces del Sur en un comunicado.

“Una decena de periodistas sufrieron varios tipos de agresiones durante las protestas que iniciaron en Cuba, el domingo, contra el gobierno de Miguel Díaz-Canel y que se producen en un contexto de escasez de productos de primera necesidad, incluidos medicamentos, así como el colapso de hospitales por la Covid-19″, denunció Voces del Sur.

Lo que ocurrió en la isla desde el pasado domingo nació de la espontaneidad de la población que vive una “profunda crisis” económica, política y social, interpretó Cires.

“Miles de cubanos se lanzaron a las calles, tomaron los parques en diversos pueblos y ciudades del país (…) El pueblo cubano está empobrecido por culpa de una élite que controla un régimen que no tiene voluntad política de cambio, que es indolente ante el sufrimiento de las personas, de los cubanos de a pie, de las familias”, apuntó Cires.

Puedes leer: Cubanos salen a las calles exigiendo vacunas, libertad y fin del comunismo

El mismo día que iniciaron las manifestaciones, el domingo 11 de julio, el presidente Miguel Díaz-Canel dio la orden de reprimir las protestas, lo que llamó “una respuesta revolucionaria”.

“La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios”, ordenó el gobernante quien reemplazó a Raúl Castro en la presidencia en 2018.

Para Cires, el mandatario se ha manifestado con la misma “irresponsabilidad con la que siempre se ha expresado la dirigencia comunista de Cuba llamando siempre a enfrentar al que piensa distinto, a reprimir al que piensa distinto, a culparlo de ser mercenario”.

Pobreza y coronavirus

Las históricas protestas contra el gobierno se enmarcan en una situación de pobreza y la falta de tratamiento para combatir la pandemia del coronavirus.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, apareció este lunes 12 de julio en conferencia de prensa junto a Díaz-Canel, confirmando que Cuba se encuentra en una etapa de “mayor intensidad de transmisión de la enfermedad” que está generando “sobrecarga del sistema de salud”.

A la fecha, según el ministro Portal Miranda, se han confirmado 238, 491 casos positivos de Covid-19 que ha provocado el fallecimiento de 1,537 personas.

“Desde la primera semana de diciembre del año 2020 existe una tendencia ascendente en el diagnóstico de casos que se extiende hasta la actualidad, alcanzando el nivel más elevado de diseminación en todos los territorios del país desde el inicio de la epidemia en Cuba”, mencionó el funcionario.

Lea además: ¿Es posible un nuevo consenso en la política de EE.UU. hacia Cuba?

Al finalizar el mes de junio se produjo un “incremento en la intensidad de transmisión” en el país caribeño de hasta un 46.5% respecto a mayo, confirmó el ministro de Salud. Lo anterior provocó un promedio de 1.687 casos por día de contagios confirmados.

Prefieren culpar al embargo

Por su parte, el presidente Díaz-Canel este lunes 12 de julio apareció en conferencia junto a funcionarios de su gobierno afirmando que las protestas masivas solo buscan “fracturar la unidad” del pueblo cubano.

Según el gobernante evitarán la “violencia revolucionaria”, pero se encargarán de reprimir lo que denominan la “violencia contrarrevolucionaria”.

“Quien ataca a los agentes del orden ataca al país”, justificó Díaz Canel quien acusó al gobierno de Estados Unidos de imponer “una política de asfixia económica para provocar estallidos sociales en el país”.

“Exigimos que nos respeten la autodeterminación, la soberanía y la manera en que la mayoría de los cubanos han aceptado defender al socialismo (…) Hay un sector que delinque, ayer vimos delincuentes, ayer la propuesta no fue pacífica, hubo vandalismo”, dijo Díaz Canel.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó su apoyo al pueblo de Cuba y demandó al régimen que “escuche a su gente y atienda sus necesidades”.

Díaz-Canel aprovechó su intervención para demandar al gobierno estadounidense que “levante el bloqueo” impuesto desde hace décadas.

Lea además: La Puerta Giratoria: el perverso método de asedio cubano que Ortega aplica a los reos políticos en Nicaragua

El embargo comercial, económico y financiero de Estados Unidos hacia Cuba fue impuesto por primera vez en 1958 durante el régimen dictatorial de Fulgencio Batista. En 1962, el presidente estadounidense John F. Kennedy ordenó endurecer las medidas y las restricciones, debido a la falta de libertades en la isla por la toma del poder por Fidel Castro.

El embargo restringe la compra y venta de mercancías desde y hacia Cuba. Además, limita las transacciones desde la isla con otros países, ya que no se pueden utilizar dólares para comerciar. La inversión de compañías estadounidenses está prohibida y las importaciones de medicamentos están condicionadas.

Arrestos arbitrarios

Por décadas, los reclamos de la población siempre han tenido como respuesta por parte del régimen “la indolencia y la represión”, sostuvo Cires.

De acuerdo con datos del Observatorio Cubano de Derechos Humanos, en los últimos cinco años se han registrado más de 30 mil “detenciones arbitrarias” en Cuba con motivaciones políticas contra opositores pacíficos y activistas de la sociedad civil.

“Yo creo que la gente está indignada y va a continuar reclamando sus derechos. Ellos van a reprimir, ellos van a intimidar, pero es muy difícil que la gente de un paso hacia atrás (…) El régimen cubano con Díaz-Canel y con Fidel Castro, Raúl Castro, no tiene soluciones para los problemas de la gente, sin embargo, sí tiene un catálogo, un abanico, de acciones represivas”, denunció Cires.

Aunque nadie lo confirma de manera oficial, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos registra “decenas de arrestos arbitrarios”, incluido el de un sacerdote que fue detenido de forma violenta en la provincia central de Camagüey.

Lea además: Represión e impunidad, los métodos de tres dictaduras: Cuba, Venezuela y Nicaragua

“También tenemos reportes de violencia, pero ya con consecuencias extremas, con consecuencias diría yo que graves, pero por un tema de responsabilidad y porque sabes que estas cosas son muy delicadas y hay que confirmarlas por varias fuentes, por eso hemos sido muy prudentes y todavía no lo hemos denunciado, pero sí sabemos por las imágenes que hemos visto, por los informes que nos llegan que se trató de una jornada de represión”, sostuvo Cires.

El director de estrategia del Observatorio Cubano de Derechos Humanos agregó que tanto la comunidad internacional como la llamada oposición cubana deben jugar un rol importante en estas circunstancias.

“Si el pueblo sale a protestar no solamente debería ser para manifestar su desencanto, su desacuerdo con el régimen por la situación actual, sino que debería tener consecuencias políticas. Es el momento de que la oposición y la sociedad civil independiente capte ese mensaje y se organice de una manera más fuerte y contundente para reclamar al régimen los cambios que el pueblo está exigiendo”, dijo Cires. 

Periodista: “Se veía venir”

La periodista cubana Yoani Sánchez, directora del diario 14ymedio a través de un audio difundido este lunes afirmó que la “desesperanza” que se había apoderado de los ciudadanos llegó un “punto muy elevado”.

“Esto se veía venir, esto estaba incubándose, la frustración en este país lleva incubándose mucho tiempo, no solamente es la pandemia y lo que podemos llamar todas estas restricciones impuestas por el coronavirus, las dificultades para alimentarse, para adquirir el mínimo producto básico que se ha ido haciendo cada vez más compleja, difícil”, señaló Sánchez.

Los cubanos salieron a las calles gritando “patria y vida” en alusión a una polémica canción de un grupo de artistas de la isla y que fue duramente criticada por el régimen, porque contradice el lema oficial de “patria y muerte” del oficialismo.

“El mayor grupo de los que ayer (domingo) terminaron en las calles fueron jóvenes (…) Estas protestas lo tomaron por sorpresa y estaban bastante confundidos, en un principio no hubo respuesta o ataques en las calles contra los manifestantes que lo estaban haciendo de manera pacífica. No vieron venir lo que todos sabían que estaba fraguándose, la frustración, la inconformidad”, manifestó la bloguera y activista Sánchez.

Una cubana que habló con Expediente Público bajo condición de anonimato señaló que el lunes la situación estaba en “calma” en la mayoría de las ciudades de la isla, “pero se siente el ambiente cargado, tenso”, dijo tras afirmar que las manifestaciones del domingo dejaron cientos de arrestos.

Expediente Público intentó comunicarse con activistas en Cuba, pero fue imposible debido a que el régimen suspendió el servicio de internet en algunas zonas y la señal se mantiene inestable en otras.

Freedom on the Net, una organización que presenta informes anuales sobre el estado de la libertad en internet para países de todo el mundo reconoció en su cuenta oficial de Twitter que es preocupante la situación de comunicación en la isla.

“Nos preocupan los informes de que las autoridades cubanas han restringido la conectividad y están bloqueando plataformas de redes sociales esenciales”, señaló Freedom on the Net.