SICA. Vinicio Cerezo, Nicaragua, Daniel Ortega

Nicaragua provoca que el SICA quede sin secretario general

*Régimen sandinista insiste en tomar Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana ante salida de guatemalteco Vinicio Cerezo, pero hay oposición entre los países miembros.

**Exembajador de Costa Rica en Managua, Rodrigo Carreras, pide suspender a Nicaragua del organismo regional para “salvarlo” de la influencia de Daniel Ortega.

Expediente Público

Este 30 de junio el secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, se despidió del cargo en un acto transmitido en las redes sociales, aunque todavía no se ha escogido a su sucesor, algo inédito en las tres décadas de existencia del organismo.

El Protocolo de Tegucigalpa de 1991 en su artículo 25 indica que el Secretario General es el máximo cargo administrativo de la organización regional y lo escogen por un periodo de cuatro años los presidentes del bloque. Sin embargo, en la cumbre del 10 de junio de 2021, en la que participó el presidente español Pedro Sánchez, encabezó la delegación nicaragüense el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano.

Te interesa leer: Daniel Ortega presiona por control de la Secretaría General del SICA

Nicaragua intentó la reelección de Cerezo, tal como el mismo exsecretario general lo dio a conocer por medio de una carta a los presidentes del SICA, pero la acción no prosperó.

Posteriormente el presidente Daniel Ortega planteó una terna con tres candidatos afines al régimen sandinista, pero que no gozan del consenso de los miembros del sistema, indicaron personas ligadas al foro y extrabajadores del mecanismo de integración.

Expediente Público conoció que este 28 de junio los cancilleres se habrían reunido para elegir al nuevo Secretario General del Sistema de Integración, pero no lograron entenderse. A partir de este 1 de julio, conforme el protocolo, la silla del organismos centroamericano debió ocuparla el nuevo funcionario, sin embargo quedó acéfala.

Según la información, no se logró un acuerdo por la insistencia del canciller Denis Moncada en imponer como candidatos al diputado sandinista ante el Parlamento Centroamericano, Orlando José Tardencilla; a la ministra de Gobernación de Nicaragua, María Amelia Coronel Kinloch; y a Luz Marina López Escobar, coordinadora técnica de la Secretaria de Infraestructura del Gobierno Regional Autónomo de la Costa Caribe Norte de Nicaragua y cofundadora de la Red de Jóvenes Indígenas de Latinonoamérica y El Caribe.

Lea más: Daniel Ortega se quedaría con secretaría del Sistema de Integración Centroamericana hasta 2025

La propuesta más preocupante es la de la ministra Coronel, desde cuyo despacho partieron las investigaciones contra la desaparecida Fundación Violeta Barrios de Chamorro, con la cual se investiga a los medios y periodistas independientes por un supuesto caso de lavado de dinero, además, de ejercer control represivo sobre las cárceles y el sistema migratorio.

Exvicecanciller Carreras: suspender a Nicaragua

El exvicecanciller de Costa Rica (1994-1998) y exembajador en Nicaragua (2003-2006) Rodrigo Carreras, indicó a Expediente Público que un nombramiento afín al gobierno de Ortega acabaría con el organismo centromericano.

“Podría ser el inicio de su muerte, podría crearse la idea que el SICA es innecesario. Cuando los europeos vean eso, le quitarán ayuda. Costa Rica debiera iniciar una démarche con otros países como Panamá y países Centroamericanos para la suspensión de Nicaragua y poder salvar al SICA”, apuntó Carreras.

“Pienso que ahora estamos en una situación en la cual, por acuerdos de rotación en la Secretaría General, le correspondería el cargo a Nicaragua, pero eso no es exacto, creo que Costa Rica debería tomar una posición muy fuerte para suspender a Nicaragua del SICA, por el incumplimiento en los tratados, sobre todo el de Seguridad Democrática”, dijo.

De acuerdo con la declaratoria de la LV Cumbre virtual de Jefes de Estado, se acordó que antes del próximo 28 de julio seleccionarán a la persona que asumirá la Secretaría General, pero el proceso de elección estará a cargo de los cancilleres o sus delegados, quienes harán las entrevistas a la terna de candidatos de Ortega.  

“Yo fui el que firmé ese tratado por Costa Rica, y pusimos muchas reservas porque somos un país sin ejército, la solicitud de Ortega de fuerzas de países extracontinentales en armamentismo y entrenamiento es inaceptable, es suficiente causa para que el SICA suspenda a Nicaragua y se procesa al siguiente en el orden de rotación, que casualmente es Costa Rica”, dijo Carreras.

Puede interesarte: Triángulo Norte, el aliado discreto de Ortega en Nicaragua

SICA queda en el aire

El gobierno de Daniel Ortega, con su estrategia de imponerse en el debilitado foro regional, deja acéfalo al SICA, sobre todo, porque la Dirección Ejecutiva sería la encargada de tomar de forma interina las actividades administrativas, mientras se escoge al Secretario General, pero el cargo está vacante desde julio de 2020 cuando no se renovó el contrato a Werner Vargas, un nicaragüense que salió por presiones de la vicepresidenta Rosario Murillo, informaron fuentes internas y extrabajadores del Sistema de la Integración a Expediente Público.

Vargas había sido por más de seis años director ejecutivo de la Secretaría General del SICA (2014-2020), es abogado especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Público, trabajó en el Parlamento Centroamericano y en 2008 al tomar el poder el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) fue llamado a trabajar como jefe del Despacho del ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua (2008-2010), posteriormente fue colaborador Jurídico de la Corte Centroamericana de Justicia (2010-2014).

Vinicio Cerezo concluyó su período (2017-2021) presentando el resumen de su función como secretario general, en el que argumentó que “se comprende poco el papel del SICA” por el silencio que ha mantenido ante las crisis políticas y de derechos humanos que enfrentan los países miembros, como Nicaragua, papel que le ha valido serias críticas.