Honduras, elecciones, primarias 2021, narcotráfico, Los Cachiros

Honduras celebró elecciones primarias entre pandemia y precandidatos vinculados con narcotráfico

El Consejo Nacional Electoral demostró no tener capacidad de dar confianza a los hondureños de que los comicios generales de noviembre del 2021 serán transparentes

EXPEDIENTE PÚBLICO

Honduras realizó las elecciones primarias de los partidos políticos en el 2021, las primeras en situación de pandemia por el Covid-19. Sumado a esto, una jornada electoral marcada entre peleas, inconsistencias, atrasos y la participación de candidatos involucrados en narcotráfico y corrupción.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), junto con las Fuerzas Armadas de Honduras y en acompañamiento de los observadores internacionales, como la Organización de Estados Americanos (OEA), dieron inicio de manera oficial a las elecciones primarias este domingo 14 de marzo.

De acuerdo con el Censo Nacional Electoral, 4.8 millones de hondureños estaban habilitados para ejercer el sufragio en 5 mil 691 centros de votación a nivel nacional. En tanto entre los tres partidos políticos participantes contaban con 7 mil 960 Mesas Electorales Receptoras (MER), para un total de 23 mil 880 en todo el país.

Lea además: Incertidumbre y falta de organización electoral en primarias de Honduras

Catorce movimientos participaron en estas elecciones primarias: tres en el Partido Liberal (PL), dos en el Partido Nacional (PN), y nueve en el Partido Libertad y Refundación (Libre), para escoger a los candidatos que les representarán en la justa electoral general a celebrarse el próximo 28 de noviembre en la nación centroamericana.

A pesar que las aperturas de las urnas estaban previstas para a las 7 de la mañana del domingo 14 de marzo, en diversos lugares del país comenzaron con una hora de atraso, con maletas electorales abiertas y personas que no se encontraban en el listado de votantes.

Hermano del líder los “Cachiros” es candidato

Además, la participación de candidatos vinculados en el crimen organizado y corrupción se hicieron presentes, entre ellos, los dos candidatos por el Partido Nacional, Mauricio Oliva vinculado con el cartel del narcotráfico, los “Cachiros”.

Y en su misma planilla figuraba Ricardo Álvarez, actual vicepresidente de Honduras quien fue mencionado en el juicio de presunto narcotraficante Geovanny Fuentes, que se realiza en Estados Unidos, según el testigo del caso, el exlíder de los “Cachiros”, Devis Leonal Rivera Maradiaga, lo sobornó por un monto de 500 mil dólares años atrás.

El candidato favorito del Partido Nacional, Nasry Asfura, actual alcalde de Tegucigalpa, la capital, fue acusado durante el 2019 por la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (Uferco), por el desfalco de unos 29 millones de lempiras (más de un millón de dólares).

Lea también: Elecciones primarias en Honduras:¿Ensayo de transparencia o de fraude?

Entre las listas del movimiento “Unidad y Esperanza” que lidera Nasry Asfura, figura como precandidato el diputado Christian Fuentes, quien es hermano del presunto narcotraficante Geovanny Fuentes.

Al ser cuestionado por Expediente Público de la participación de Christian Fuentes en las planillas del Partido Nacional, el precandidato a diputado y actual vicepresidente del Congreso Nacional hondureño, Antonio Rivera Callejas, su respuesta fue: “Todos somos inocentes hasta que no se nos compruebe lo contrario”.  Agregó: “Ya se ha manifestado de que lo que pasó en ese juicio son testimonios, no evidencias, y son testimonios de personas confesas de haber cometido cualquier cantidad de irregularidades”, dijo Fuentes.

Por su parte, el secretario de la Presidencia y también candidato a diputado del Partido Nacional por el movimiento “Unidad y Esperanza”, Ebal Díaz, aseguró que los señalamientos de narcotráfico no afectaron los niveles de confianza del electorado nacionalista. Al contrario “va a quedar demostrado que el Partido Nacional está graníticamente unido”, dijo Díaz después de votar.

Díaz también defendió al candidato Nasry Asfura de los señalamientos de corrupción diciendo que “ha quedado demostrada su gestión transparente en la alcaldía del Distrito Central” de Tegucigalpa.

Vínculos de los “Cachiros” con Liberal

Una situación similar vive el Partido Liberal. El precandidato a presidente Yani Rosenthal, quien estuvo preso en Estados Unidos por cinco años por estar vinculado por lavado de dinero con el cartel de los “Cachiros”, regresó a Honduras en el 2020, y desde el inicio de su campaña recibió el apoyo de muchos líderes locales.

En el caso del partido Libertad y Refundación (Libre), durante el juicio de Geovanny Fuentes, Devis Leonel Rivera Madariaga, exlíder del cartel de los “Cachiros”, declaró que también sobornó en el 2006 al expresidente Manuel Zelaya (2006-2009) con 500 mil dólares. En las primarias hondureñas, la esposa de Zelaya, Xiomara Castro figura por tercera vez como candidata presidencial.

En este contexto, el precandidato presidencial del Partido Liberal, Luis Zelaya, es del criterio que los señalamientos por narcotráfico han dañado en las elecciones primarias del Partido Nacional.

“La revelación de los narcotraficantes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York, (en Estados Unidos), ha tenido una repercusión bastante negativa en los precandidatos que han sido señalados”, valoró Zelaya.

Además de esto “puedo asegurar que ni la doctora Suyapa Figueroa, ni Luis Zelaya, ni Wilfredo Méndez, ni Salvador Nasralla van a estar nombrados en ese juicio, ni hoy ni en el pasado ni nunca”, afirmó el precandidato Zelaya, en relación al resto de los candidatos independientes de oposición con quienes ya vislumbra una alianza de cara a las elecciones generales.

Puede interesarle: Radiografía del fracaso: el sistema de salud de Honduras estaba en coma antes de la pandemia

Denuncias de fraude

En el cierre de las elecciones primarias del país centroamericano, el precandidato de Liberal, Luis Zelaya denunció intentos de fraude. “Quieren imponer un ganador por encuestas cuando toda Honduras ha visto que otro es el ganador en las urnas. No quisieron tener Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) ni conteo rápido, ahora sabemos por qué. ¡Si se roban las primarias tengan por seguro que se roban las generales!”, fueron parte de las denuncias del aspirante presidencial.

Las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE) no informaron de resultados de las elecciones primarias al concluir la jornada, si no que postergaron a partir del 15 de marzo, sumando así la desconfianza de los ciudadanos sobre la transparencia y confianza de los comicios en Honduras.

Lea además: Lucha contra la corrupción en Honduras: una persecución frustrada