El Salvador

Guatemala y El Salvador: Crisis migratoria en la mira de Biden

**Ricardo Zúñiga y Katie Tobin, directores superiores del Consejo de Seguridad Nacional, son el equipo enviado especial del Departamento de Estado de Estados Unidos para Centroamérica, y quienes visitan esta semana Guatemala y El Salvador para abordar las causas fundamentales de la migración en, desde y a través del Triángulo Norte. Honduras quedó fuera por esta vez. 

Expediente Público

El enviado especial del gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) para el Triángulo Norte de Centroamérica, Ricardo Zúñiga, inició este lunes 5 de abril en Guatemala una gira de cuatro días que también lo llevará a El Salvador para abordar las causas de la migración irregular, un tema que es prioridad para el nuevo presidente estadounidense Joe Biden. Sin embargo, la delegación de alto nivel no contempla una visita a Honduras, cuyo presidente, Juan Orlando Hernández, ha sido vinculado recientemente al narcotráfico tras la condena hace una semana por dicho delito en EE.UU. de su hermano, Juan Antonio “Tony” Hernández.

En la gira del 5 al 8 de abril, Zúñiga es acompañado por la directora sénior de seguridad transfronteriza del Consejo de Seguridad Nacional, Katie Tobin, según detalló un comunicado de prensa del Departamento de Estado de EE. UU.

Las llegadas de inmigrantes y solicitudes de asilo de centroamericanos en las fronteras de México y Estados Unidos han aumentado en los últimos años y desafían su sistema migratorio. Entre octubre de 2020 y febrero de 2021 se registraron 140,967 encuentros oficiales de migrantes, que incluyen de Guatemala, El Salvador y Honduras, países que conforman el triángulo norte, según estadísticas de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (U.S CBP, por sus siglas en inglés).

En el primer día, Zúñiga y Tobin sostuvieron reuniones de “carácter privado” con las autoridades guatemaltecas, que incluyó al presidente Alejandro Giammattei, en donde la agenda sería el “desarrollo económico, la seguridad y la migración”, según la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Guatemala.

Juan González, asesor en materia de inmigración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aseguró en una entrevista reciente con Steve Inskeep de National Public Radio (NPR), que el objetivo del presidente es hacer cumplir la ley estadounidense, pero sobre todo reconocer que EE. UU. es una nación de inmigrantes.

“Podemos gestionar la migración de manera responsable y digna, hacer cumplir nuestras fronteras y abordar la migración desde el origen; esa es la propuesta que se está presentando”, dijo González en la entrevista el pasado 26 de marzo.

Según CBP, hasta febrero de 2021, el aumento de personas intentando ingresar por la frontera sureste alcanzó un 28% más respecto a enero de 2021, y el número de encuentros se ha disparado por “la inseguridad alimentaria y la pobreza en los países del Triángulo Norte de América Central” desde abril 2020. Esos países son Guatemala, Honduras y El Salvador.

González agregó que el gobierno de EE. UU. está comprometido con el desarrollo de un grupo de trabajo regional anticorrupción. “Hay muchas cosas que Estados Unidos y sus socios pueden hacer para imponer sanciones, para congelar los activos de las personas involucradas en el lavado de dinero”, dijo.

Leer más: Cadena perpetua más 30 años de cárcel para el hermano narcotraficante del presidente de Honduras  

Sin embargo, Honduras fue descartado entre los países a visitar este año por funcionarios del Departamento de Estado, a pesar de ser el cuarto peor país de América Latina en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional (IPC). Este hecho es interpretado como reflejo de las tensiones políticas que existirían entre el gobierno de Biden con el Juan Orlando Hernández.

Recientemente fue condenado a cadena perpetua más 30 años de cárcel en Estados Unidos el hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández, el exdiputado “Tony” Hernández, quien en noviembre de 2018 fue detenido y en octubre de 2019 fue declarado culpable por tráfico de cocaína, posesión de armas y dispositivos destructivos, conspiración para usar armas y falso testimonio.

Migración a causa de “una élite depredadora”

En 2018, caravanas de migrantes impulsadas por la corrupción, violencia y la pobreza que predominan en el triángulo norte de Centroamérica desfilaron rumbo a México y a EE.UU.

González, por su parte, dijo que una de las razones por la que muchos migrantes centroamericanos llegan a la frontera, lo hacen por una “élite depredadora”, que se beneficia del “status quo”, que implica no pagar impuestos ni invertir en programas sociales en sus respectivos países.

“Les daré un ejemplo, Guatemala tiene la tasa impositiva efectiva más baja de todo el hemisferio occidental. Después de la firma de los Acuerdos de Paz, se pidió un aumento de impuestos y el sector privado demandó para eliminarlos. Muchas de estas reformas que son fundamentales para ampliar las oportunidades, crear acceso a la educación, abordar la inseguridad, son las que a menudo van en contra de los intereses políticos de los líderes en el poder”, dijo. González además señaló que la Comisión Anticorrupción respaldada por la Organización de Naciones Unidas en Guatemala permitió llevar a expresidentes a la cárcel por la malversación de millones de dólares del pueblo guatemalteco.

El expresidente de Guatemala Álvaro Colom (2008-2012) fue detenido en febrero del 2018 por presuntas irregularidades en la adquisición de autobuses para los servicios públicos durante su mandato. El también expresidente Otto Pérez Molina (2012 y 2015) también fue imputado por los delitos de asociación ilícita, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito por su supuesta participación en una estructura criminal que saqueó al Estado guatemalteco durante su administración. La exvicepresidenta, Roxana Baldetti fue sentenciada a 15 años y 6 meses de cárcel por liderar una organización criminal que defraudó al Estado con la compra de un producto para limpiar un lago que resultó ser agua con sal y cloro.

Empresarios, políticos, jueces y civiles en Guatemala también han enfrentado acusaciones penales como resultado del trabajo que desde 2006 realizó la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig). Sin embargo, en septiembre del 2019 terminaron las funciones de la Cicig luego que el expresidente, Jimmy Morales, decidió no renovales su mandato.

“La corrupción es un motor central de la inmigración en los tres países y es algo que es muy difícil de abordar porque hay un pequeño grupo de actores que se benefician de la corrupción” aseguró González.

Puede leer: El salvador: explosión de irregularidades y casos de corrupción 

Niños y adolescentes migrantes llegan a diario

CBP, durante el año fiscal 2018, detuvo a más de 38,000 niños no acompañados y casi 104,000 personas  provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras que viajaban como parte de una familia en la frontera de México y los Estados Unidos.

“Mi abuela quería que me fuera. Ella me dijo: ‘Si vos no te unís a la pandilla ellos te dispararan, si te unís entonces la pandilla rival te dispara, o lo hará la policía. En cambio, si vos te vas, nadie te disparara”, dijo Kevin, un joven de 17 años que dejó Honduras, según recogió su testimonio la Agencia de la ONU para Refugiados.

Según González, cuando padres y jóvenes ven alrededor de sus países que carecen de carreteras pavimentadas y buenos trabajos, la amenaza de la violencia de pandillas y la violencia contra las mujeres, no ven otra alternativa que arriesgar sus vidas dirigiéndose al norte.

Lea también: La odisea de los migrantes en la frontera entre Costa Rica y Nicaragua

Hasta junio de 2019, CBP había arrestado a más de 363,000 inmigrantes de familias provenientes de los tres países durante los primeros nueve meses del año fiscal, cifra que triplicaba el total de arrestos del año fiscal 2018.

“Es un esfuerzo de varias generaciones y los programas de asistencia creo que pueden tener un impacto a corto plazo, pero realmente abordar la migración para que no estemos haciendo esto cada temporada, va a requerir un enfoque sostenido y, por lo tanto, debemos abordar esto desde un punto de vista bipartidista de la misma manera que lo hizo el entonces vicepresidente Biden, involucrando a republicanos y demócratas”, concluyó el director senior del Consejo de Seguridad Nacional para el Hemisferio Occidental.