Coyuntura, Derechos Humanos

IMG_1608

Gobierno de Nicaragua continúa excarcelando reos políticos

Como respuesta a la demanda de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia de liberar a reos políticos para dar continuidad a las negociaciones que buscan una salida a la crisis sociopolítica que vive el país, el régimen Ortega – Murillo liberó este viernes 15 de marzo a 50 reos políticos más que se encontraban en los Sistemas Penitenciarios La Modelo y La Esperanza.

El régimen anunció a través de una nota de prensa publicada por el Ministerio de Gobernación que la Dirección General del Sistema Penitenciario Nacional daba “cumplimiento a 50 órdenes a favor de personas que se encontraban detenidas por haber cometido delitos contra la seguridad común y delitos contra la tranquilidad pública. Estas personas han recibido el beneficio legal de convivencia familiar u otras medidas cautelares”.

Familiares de reos se reunieron en las afueras de La Modelo

Tras el anuncio de la liberación de estos 50 privados de libertad a través de medios de comunicación locales, los familiares se trasladaron desde los diferentes municipios del país en las afueras del Sistema Penitenciario La Modelo, sin embargo cuando los presos salieron iban en seis microbuses cuyas ventanas tenían vidrios polarizados o estaban tapadas con cortinas por lo que no se podía saber quiénes eran liberados.

Para Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH, esta manera de actuar es un acto más de tortura porque “el gobierno debería estar liberando a todos y cada uno de los presos políticos”, dijo.

“Son ciudadanos que están injustamente detenidos, este es parte del actuar grotesco porque hay personas que durmieron y amanecieron aquí, que no andan dinero ni para comprar agua menos alimentos, son personas que también están siendo maltratadas por el régimen. Llevamos casos de muchos de los que están detenidos que eran cabezas de familia con muchos hijos y que ahora están pasando hambre. Es decir, el gobierno en lugar de mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos está haciendo todo lo posible por someter a más pobreza a los ciudadanos”, consideró.

Doña Alejandra Gaitán López, se trasladó desde La Concepción, Masaya, esperaba a su hijo de 31 años a quien acusaron de “tranquero”.

 “A mi hijo lo mal informaron pero nadie ha hecho nada, ninguno de los chavalos ha hecho nada, ellos los agarran para inventar que mataron, pero él no ha hecho nada, el conoció la cárcel solo por la política.

Doña Alejandra se mostró conmocionada cuando recordó que su hijo era el cabeza de su familia, “él es el que trabajaba para ellos y ahora yo estoy luchando para mantenerlos”, dijo en medio de sollozos.

Desde Mulukukú viajó Hilda Urbina Solano hasta Managua con la esperanza de ver a su esposo, el que se llevaron el 24 de julio de 2018 de su casa y está siendo acusado de asesinar a miembros de la Policía en un ataque a la estación policial.

También en los alrededores de la cárcel se encontraban la madre y tía de Brandon Lovo, de 18 años, quien fue acusado de asesinar al periodista Angel Gahona.

 Entre los 50 liberados se encontraban 42 hombres y 8 mujeres entre las que salió Yaritza Rostrán, líder de los estudiantes que participaron en las protestas contra el régimen.