3

Daniel Ortega se quedaría con secretaría del Sistema de Integración Centroamericana hasta 2025

*Vinicio Cerezo ya no quedará como secretario general de ese organismo, pero Ortega igual se garantizará el control porque le corresponde a Nicaragua ese cargo para 2021-2025.

**A pesar de la represión a civiles, encarcelamiento y persecución a opositores, el SICA ha mantenido silencio sobre la grave crisis de derechos humanos en el país centroamericano.

Expediente público 

Aunque desde 1991 el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) nunca ha reelegido a un secretario general, el presidente de Nicaragua Daniel Ortega intentó que el guatemalteco Vinicio Cerezo continuara en el cargo por cuatro años más y volverlo así su ficha política en Centroamérica. Sin embargo, Ortega, sumido en una de las peores crisis políticas y sociales en la historia de ese país debido al encarcelamiento de opositores, entre ellos precandidatos presidenciales y los efectos de la insurrección cívica de abril de 2018, no consiguió el apoyo del resto de mandatarios de los Estados miembros del SICA para lograrlo.

Ante esto, el Gobierno de Nicaragua retiró su respaldo a una posible reelección de Cerezo y solicitó a través de una nueva carta al Gobierno de Costa Rica, presentar su terna de candidatos para ocupar la Secretaría General en la Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno, que se realizó de forma virtual este jueves 24 de junio. La elección del nuevo secretario es este 25 de junio para que asuma el próximo 1 de julio.

Conforme un acuerdo de los presidentes centroamericanos en 2017, cada país se rotará la Secretaría General del SICA, “siguiendo el rol de la Presidencia pro tempore, correspondiendo la candidatura de Nicaragua a partir de 2021. Lo anterior mediante la presentación de una tema, con entrevistas a los candidatos propuestos”, según la declaración en la Cumbre del 16 de julio del 2017.

Lea además: Ortega allana el camino de la reelección de Cerezo en el SICA

Los propuestos

Orlando José Tardencilla, encabeza la lista de candidatos de Nicaragua para el cargo en el SICA. Es abogado y notario público, exdiputado ante la Asamblea Nacional de Nicaragua y actualmente es legislador por el partido Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen) desde el año 2012.

La abogada, y Ministra de Gobernación desde 2017, María Amelia Coronel Kinloch, figura entre los tres candidatos propuestos por Ortega. La ministra Coronel Kinloch es señalada por familiares de presos políticos de ordenar que se les mantenga aislados y se les restrinja las visitas a sus familiares. La ministra Coronel Kinloch es quien presentó acusación por supuestos indicios de lavado de dinero y activos contra la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), que fue usado por el régimen sandinista para iniciar la persecución judicial contra Cristiana Chamorro Barrios, quien está con casa por cárcel y se le inhibió de presentarse como candidata a la Presidencia. Con este caso también se ha criminalizado a periodistas y medios independientes, así como organizaciones sin fines de lucro, universidades y empresarios críticos a la administración de Ortega.

María Amelia es sobrina de Manuel Coronel Kautz, exvicecanciller y, desde el 2012 presidente de la Autoridad principal del proyecto del Gran Canal además, actual director de la compañía petrolera estatal, Petronic.

Luz Marina López Escobar, es la tercera propuesta. Es coordinadora técnica de la Secretaria de Infraestructura del Gobierno Regional Autónomo de la Costa Caribe Norte de Nicaragua, co-fundadora de la Red de Jóvenes Indígenas de Latinonoamérica y El Caribe.

El canciller nicaragüense, Denis Moncada Colindres señaló en su carta que “en cumplimiento al Protocolo de Tegucigalpa y en seguimiento a los Acuerdos adoptados en el marco de la XLIX Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana, SICA, en lo concerniente a la elección del Secretario General del SICA, para el periodo 2021-2025 que corresponde a la República de Nicaragua, presentamos terna de Candidatos, con sus correspondientes Hojas de Vida, para el cargo antes referido”.

Cerezo calló sobre crisis

El expresidente guatemalteco Vinicio Cerezo por su parte, en los últimos años ha elogiado a los gobernantes señalados de corrupción de los países centroamericanos como Honduras, El Salvador y Nicaragua, limitándose a decir que la crisis sociopolítica en este último país, es interna y que su esfuerzo “está orientado al diálogo y soluciones políticas por el bien de Nicaragua”, dijo en julio de 2018 a través de un tweet.

“Pensando más allá de una amistad, porque en política las amistades pueden ser de un día, creo que hay un respaldo. Nicaragua viene a un proceso electoral en noviembre 2021 garantizando un amigo en el SICA ante un panorama de desacierto ante otros organismos internacionales que han censurado al gobierno de Ortega”, explicó a Expediente Público un exfuncionario del sistema de integración que pidió no ser citado.

Cerezo fue presidente de Guatemala entre 1986 y 1991, período que coincidió con el mandato de Daniel Ortega en Nicaragua de 1985 a 1990. Al primero se le conoce por ser artífice de los acuerdos de Esquipulas que fueron fundamentales para la pacificación centroamericana. Al segundo se le critica por cada vez más atornillarse en el poder. 

El gobierno de Ortega ha aprovechado los espacios del SICA para sostener su imagen en la región, porque en tres años de crisis sociopolítica, Cerezo no ha mencionado la grave situación represiva que a diario experimentan los nicaragüenses. Según el Protocolo de Tegucigalpa de 1991, el Sistema de Integración sirve para “consolidar la democracia y fortalecer sus instituciones sobre la base de la existencia de Gobiernos electos por sufragio universal, libre y secreto, y del irrestricto respeto a los derechos humanos”. 

Tras la detención de cuatro precandidatos presidenciales y varios líderes de oposición, ocurrido en junio del 2021, el SICA no se pronunció, pero sí los cancilleres de Belice, Guatemala, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. 

Al inicio de la represión de las protestas iniciadas en abril de 2018, la Secretaría General del SICA emitió un comunicado el 2 de junio de ese año  condenando “todo tipo de violencia”, destacando como un avance “la voluntad del gobierno de Nicaragua en la firma del  ”Acuerdo entre la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Gobierno de Nicaragua para apoyar la investigación de los hechos de violencia acaecidos en el periodo del 18 de abril de 2018 hasta la fecha” y reconoció “el legítimo derecho de la ciudadanía a la protesta pacífica, así como la libertad de expresión y pensamiento en el marco de un Estado de Derecho, respetando la ley y la libre movilidad de las personas”. 

En septiembre de 2018 Cerezo participó en una mesa redonda organizada por la Casa de América de Madrid y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo sobre los doce años del Fondo España para el SICA, donde tuvo que responder sobre la situación que se vivía en Nicaragua. 

Ortega premió a Cerezo 

En declaraciones a la agencia de noticias Efe, el secretario general del SICA habló de “respetar las manifestaciones pacíficas”, restablecer el diálogo entre el Gobierno y la oposición e incluso pidió “elecciones libres en el futuro inmediato”. 

En junio de 2019 tuiteó “alegría por #Nicaragua, la noticia de la liberación de tantos nicaragüenses que ya se encuentran con sus familias, es ya lo mejor de este día. El diálogo político y el cumplimiento de los acuerdos es fundamental para acercar posiciones y pensar en el futuro del hermano país”. Desde entonces no ha tocado el tema públicamente. 

El silencio de Cerezo se debe tal vez al “cariño” que le tiene Ortega porque en el año 2012 le otorgó la Orden de Independencia Cultural Rubén Darío, durante la cumbre del organismo a la que no asistieron cuatro presidentes de la región ni el primer ministro de Belice, y se tuvo como invitado destacado al entonces secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza. 

También en el año 2016 fue uno de los pocos invitados internacionales para acompañar el proceso electoral, en el que Ortega resultó reelecto y cuyo proceso fue duramente criticado por la OEA, la Unión Europea y el Centro Carter, entre otras organizaciones internacionales. 

La estrategia 

En el año 2017 a la Secretaría General del SICA le correspondía por rotación a Honduras, pero a este país le interesó más la Subsecretaría del Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA), por lo que hubo un intercambio, apoyado por Nicaragua. 

Posteriormente, el Gobierno de Ortega fue determinante en 2018 para que en la presidencia del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) quedara el hondureño Dante Mossi. “A cambio de ese apoyo, el BCIE está desembolsando montos millonarios sin ningún tipo de escrutinio a Nicaragua”, explica una exfuncionaria. 

En varias ocasiones Expediente Público ha contactado al BCIE para conocer los resultados de auditorías, pero no ha sido posible obtener una versión de este organismo. La multilateral tenía en su cartera de préstamos en 2020 más de US$2,818 millones para la ejecución de 29 proyectos y programas en Nicaragua. 

La alianza entre Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua también es evidente en la OEA. Honduras y Guatemala se abstuvieron en octubre de 2020 de la resolución que exigía a Ortega reformas para elecciones libres y creíbles. A partir de junio de 2019, la llegada al poder de Nayib Bukele dejó sin un aliado regional al régimen sandinista, por la salida del poder del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), sin embargo, los salvadoreños no participaron de la declaración conjunta con España emitida el 9 de junio pasado, aunque sí lo hizo Guatemala. En tanto, Honduras repitió su abstención en la resolución del 15 de junio en la que la OEA reclamó a Ortega que el proceso electoral del 2021 “no cumplen con las condiciones para unas elecciones libres y justas”, “lo cual pone en duda la legitimidad de las elecciones de noviembre” del 2021. Además, se exigió liberar a todos los presos políticos.

Puede leer: Juan Orlando Hernández y Daniel Ortega: Una alianza peligrosa

Reprueban gestión de Cerezo

Trabajadores del SICA comunicaron a Expediente Público que Cerezo otorgó poderes extralimitados a su jefa de gabinete, Olinda Salguero. Y pese a la deficiente administración institucional de la Secretaría General en los últimos cuatro años, “lejos de dedicarse a su labor institucional, dedican su tiempo a gestionar (cabildear) una pretendida ilegal reelección”, alertaron en su momento. 

En una comunicación firmada por el denominado Colectivo y Red Regional pro Defensa de la Transparencia Institucional en el SICA y los Derechos Funcionariales del Recurso Humano Regional de la SG SICA e Institucionalidad Regional, consideraban que una reelección de Cerezo “es ilegal de conformidad a la normativa del sistema de integración que lejos de promover los principios de rotación geográfica entre los estados miembros y del derecho de aspirar a dicho cargo de sus respectivos nacionales, hacen todo lo contrario, en detrimento de esos principios, derechos y la buena fe del órgano decisorio; faltando con ello a la confianza que los ocho Estados miembros que lo eligieron a través de la Reunión de Presidentes del SICA depositaron en su integridad y respeto del Protocolo de Tegucigalpa”. 

El colectivo estimaba que desde la jefatura de Gabinete se consolidaron malas prácticas administrativas y laborales, se construyen acciones sin fundamento con el propósito de presionar y sancionar a los directores y técnicos de proyectos, o se presiona para desarrollar una actividad contraria al contenido de instrumentos jurídicos que rigen determinadas cooperaciones internacionales. 

Expediente Público intentó comunicarse en diversas ocasiones con el secretario general del SICA y con su jefa de Gabinete, pero nunca respondieron a las solicitudes.