cuba1

Cubanos salen a las calles exigiendo vacunas, libertad y fin del comunismo

Cientos de ciudadanos protestaron en al menos 42 ciudades de la isla que lleva más de 60 años bajo un mismo régimen y que atraviesa una de sus peores crisis económica y sanitaria.

El presidente Miguel Díaz Canel ordenó “combate” al convocar a sus seguidores para contrarrestar masivo descontento social.

Expediente Público

Ahogados por la histórica crisis económica y la crisis sanitaria del Covid-19, cientos de cubanos salieron este domingo 11 de julio a las calles de diferentes localidades de ese país caribeño para protestar contra un Gobierno que lleva más de sesenta años en el poder.

La Cuba de ayer era irreconocible. Quienes se tomaron las calles, se enfrentaron a agentes policiales, a enviados del partido en el poder, saquearon establecimientos y volcaron vehículos de la Policía en rechazo a la situación de pobreza y falta de acceso a tratamiento médico para combatir la pandemia del coronavirus.

La jornada pasará a la historia como una en las que la población pareció perder el miedo ante el férreo control del Estado cubano. En las calles de San Antonio de los Baños en las afueras de la provincia de La Habana Cuba, empezaron las primeras manifestaciones bajo las consignas “Patria y Vida”, ¡“Libertad!” y “Abajo la dictadura”. Con el pasar de las horas, en otras 41 localidades se reportaron protestas.

Los inesperados reclamos en las calles se dieron en medio de un alarmante rebrote de casos por la pandemia, y escasez de medicamentos. En las últimas 24 horas el Ministerio de Salud Pública reportó 6, 293 nuevos casos de Covid-19 y 47 fallecidos, alcanzando un total de 238,491 casos diagnosticados y la muerte de 1,537 ciudadanos.

La cólera estalla en calles de Cuba, convocan a revolucionarios al combate #AFP

Díaz Canel da orden “de combate”

En las redes sociales como Facebook y Twitter fueron difundidos incontables videos de las concentraciones sociales que fueron desestimadas por el presidente Miguel Díaz-Canel, quien por la tarde de este 11 de julio estuvo en la ciudad San Antonio de los Baños, donde afirmó que “como si los brotes de pandemia no hubieran existido en todo el mundo, la mafia cubanoamericana, pagando muy bien en redes sociales a influencers y youtubers, ha creado toda una campaña… y ha llamado a que se hagan manifestaciones en todo el país”.

Horas más tarde a través de los medios de comunicación Díaz-Canel convocó a sus partidarios a salir también a las calles. “Estamos convocando a todos los revolucionarios del país, a todos los comunistas, a que salgan a las calles y vayan a los lugares donde vayan a ocurrir estas provocaciones […] Como dije en el discurso de clausura del congreso del Partido, a la revolución la defendemos sobre todo los revolucionarios y en la primera fila, los comunistas y con esa convicción vamos a las calles, estamos ya en las calles, y no vamos a permitir que nadie manipule nuestra situación”, agregó.

“No vamos a admitir que ningún contrarrevolucionario, ningún mercenario, ningún vendido al Gobierno de EE.UU., vendido al imperio, recibiendo dinero de las agencias, dejándose llevar por todas estrategias de subversión ideológica vayan a crear desestabilización en nuestro país. La orden de combate está dada: a la calle los revolucionarios”, ordenó.

En horas de la noche, la organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional informó de tener reportes de “personas heridas por disparos de la policía, detenciones arbitrarias, ataques a periodistas y fuerte presencia militar en las calles” de Cuba.

Las marchas se extendieron a otras ciudades de la isla como Palma Soriano, Güira de Melena y Alquízar, Pinar del Río, y Matanzas, según información publicada en redes por manifestantes que denunciaron corte de internet en sus celulares como acto de represión del Gobierno para evitar que los opositores compartieran videos o informaran sobre lo que sucedía en la nación caribeña.

Puede leer: Represión e impunidad, los métodos de tres dictaduras: Cuba, Venezuela y Nicaragua

Comunidad Internacional se pronuncia

El senador republicano del estado de Florida, Estados Unidos, Marco Rubio, afirmó en sus redes sociales que “durante 62 años los cubanos han vivido bajo un terrorífico régimen y la gente ha salido a la calle para decir basta”.

“Ellos están cansados de vivir en un país donde los jóvenes se tienen que ir a otros países para salir adelante en sus vidas. Vemos a un presidente que, ante las protestas, dice mentiras y llama a la violencia y la muerte de todos los que se levantan contra ellos. Nosotros somos su única esperanza de que los cubanos sean escuchados y aquí estamos denunciando a este bárbaro régimen”, afirmó el senador Rubio.

“¿Qué respuesta prevén adoptar el Alto Representante y el Servicio Acción Exterior para apoyar a los demócratas cubanos e impulsar la llegada de la libertad a Cuba?”. Es una de las preguntas que se hizo el eurodiputado José Ramón Bauzá en una carta urgente al Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Joseph Borell sobre la situación en la isla durante la tarde de este 11 de julio.

“Son varias protestas pacíficas y espontáneas en varias partes de Cuba. Se reportan cortes de Internet en lugares donde cientos de personas se han tomado las calles. Nos mantenemos vigilantes y demandamos al Gobierno de Díaz-Canel que se respete el derecho de asamblea pacífica”, denunció Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Por su parte, la subsecretaria interina para Asuntos del hemisferio occidental, Julie Chung, dijo en sus redes sociales: “nos preocupan profundamente los “llamados al combate” en Cuba. Defendemos el derecho del pueblo cubano a la reunión pacífica. Llamamos a la calma y condenamos cualquier violencia”.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, también condenó al régimen cubano “por llamar a civiles a reprimir y a la confrontación contra quienes ejercen sus derechos de protesta”.

Primeros enfrentamientos

“Ya cayó la noche en La Habana. Las calles están a oscuras. A la ciudad la alumbra solo las luces y las sirenas de las patrullas y camiones y furgonetas de la policía. #SOSCuba” describió a pocos minutos del toque de queda en la ciudad, el periodista cubano Abraham Jiménez Enoa en su cuenta de Twitter. El toque de queda fue establecido en febrero pasado por el Gobierno para contener los contagios del coronavirus.

Jiménez Enoa confirmó la presencia de la Seguridad del Estado en las calles y luego denunció nuevas agresiones a la prensa y manifestantes a lo largo de la marcha que ha unido a cientos de cubanos, inclusive en otros países como España, Argentina, Paraguay, Uruguay y en la ciudad de Miami que también se volcaron a las calles en apoyo al reclamo de los ciudadanos que retaron al régimen de Díaz Canel.

Entre los reporteros golpeados, estuvo Ramón Espinosa, fotógrafo de la agencia internacional AP, a quien seguidores del Gobierno lo atacaron para impedir que diera cobertura a las marchas.

El fotógrafo Ramón Espinosa de Associated Press, después del forcejeo con la Policía mientras cubría una protesta contra el Gobierno en la Habana.
Fotografía: Adalberto Roque AFP

Por su parte, la periodista Yoani Sánchez del medio independiente 14ymedio, explicó que al menos dos de sus colaboradores se encuentran desaparecidos. También denunció que el régimen cubano habría suspendido el servicio de internet en varias ciudades para evitar que los ciudadanos dieran a conocer lo que sucedía.

A inicio de año los artistas cubanos Yotuel Romero, Descemer Bueno, Gente de Zona, Maikel Osorbo y El Funky popularizaron la canción “Patria y vida”, que impulsó a los cubanos a alzar su voz contra la represión que se vive en ese país. Como respuesta, el régimen acoso a Luis Manuel Otero Alcántara, uno de los compositores de la canción retomada en abril por el Movimiento San Isidro, formado por jóvenes artistas que protestan contra el Decreto 349 que coarta la libertad de expresión.